Tiempo para poner fin a la incitación contra Israel

Comunicado del 21 de Marzo del 2012 – Artículo traducido por ReporteHonesto de HonestReporting

Escrito por Alex Margolin
 
Es muy posible que Muhammed Merah, el tirador Toulouse, nunca haya visto la foto publicada por el empleado de la ONU y activista palestino Khulood Badawi en Twitter. Es posible que nunca haya oído hablar de Twitter en absoluto, o cualquiera de las instancias previas de imágenes falsas en contra de Israel que se extendieron como reguero de pólvora a través de Internet.
 
No sabemos exactamente lo que desencadenó su violencia inexplicable.
 
Pero sí sabemos que tres niños judíos, y un rabino fueron brutalmente asesinados para vengar la muerte de niños palestinos.
 
Y sabemos que el ataque en Francia tuvo lugar una semana después de que activistas pro-palestinos fueron capturados difundiendo imágenes falsas, incluyendo una foto particularmente sugerente de una niña sangrando en los brazos de su padre. La niña, resultó que murió en un accidente, no por Israel.
 
No hay ninguna razón para unir los dos eventos directamente. Pero he aquí que sabemos otra cosa: la desinformación lleva a la incitación y la incitación conduce a la violencia.
 
Hemos visto cómo la incitación directa puede extenderse a la desgarradora violencia contra los niños judíos. Casi exactamente hace un año, los terroristas palestinos mataron a cinco miembros de la familia Fogel en su propia casa. El más pequeño tenía dos meses de edad.
 
En ese momento, el primer ministro Benjamin Netanyahu culpó a la glorificación de los terroristas palestinos por crear un ambiente que podría conducir al asesinato. "Una sociedad que permite la incitación salvaje, termina provocando la muerte de los niños", dijo.
 
En un comunicado, Joe Hyams, Director Ejecutivo de HonestReporting, dijo:
 
En la guerra mediática en contra de Israel, vemos más y más desinformación que amenaza con cruzar la línea hacia la incitación. El discurso se infiltra en las acusaciones hiperbólicas de todo tipo de delitos, incluído el genocidio. Cada aumento de la violencia constituye otro capítulo de la serie de grandes mentiras en contra de Israel.
 
En los últimos 12 años solamente, hemos visto la desinformación en torno al caso Al-Dura, la denominada masacre de Jenin, el incidente de la playa de Gaza, y las imágenes retocadas de la Guerra del Líbano. También se han distorsionado las imágenes del asalto a la Flotilla a Gaza en 2010, junto con numerosas caracterizaciones erróneas de Israel en los medios de comunicación.
 
Esta misma semana, en una señal de que la falta de información se había filtrado en el discurso dominante en Europa, la jefa de política exterior de la Unión Europea, Catherine Ashton, pareció equiparar  el tiroteo en la escuela judía en Francia con las muertes de niños en Gaza, como si las tropas israelíes abrieron fuego cruelmente contra los niños de Gaza.
 
La situación es aún peor en Internet.
 
La gente asume identidades anónimas y expresa toda clase de odio hacia Israel. Se puede ver en los comentarios debajo de los artículos o vídeos relacionados con Israel. La gente publica material sin tener en cuenta la verdad en Facebook y Twitter con la intención de generar odio hacia Israel.
 
Si bien no es rara la incitación directa a la violencia contra Israel, hay una gran cantidad de información errónea. Y la desinformación puede deslizarse fácilmente hacia la incitación si no se controla. Y esto puede desencadenarse en violencia.
 
Así que mientras nos recuperamos de la conmoción de la masacre en Toulouse, tenemos que asegurarnos de que no seamos más víctimas de la incitación. Tomar acción haciendo que los gobiernos y los medios de comunicación sean conscientes de la relación directa entre la incitación y la posibilidad de actos violentos de odio. Actuar para asegurarse de que el discurso del odio sea reconocido y procesado con todo el rigor de la ley. Educar para que nunca se da un acto horrible, como en Toulouse, para mostrar la correlación entre lo que la gente ve, lee, oye y lo que.
 

 

Comentarios

comentarios